INTERNACIONAL ¡YA ES OFICIAL!

Spread the love

El gobierno de Japón decidió que verterá al mar el agua contaminada que se almacena en la accidentada central nuclear de Fukushima, esto tras haberla tratado para retirarle la mayor parte de los elementos radiactivos.

Las autoridades japonesas consideran que no generará ningún riesgo para la salud humana, pero hay muchas otras personas que no quieren que esto suceda.