ASI CAJEME DONDE TODOS DIRECTA O INDIRECTAMENTE HEMOS SIDO AFECTADOS POR EL CRIMEN

Spread the love

Por Judith Bustamante/Las Noticias de la Red

Tengo más de una semana entrevistando a diferentes personas con la misma pregunta:

¿Tu familia ha sido tocada de alguna manera por la delincuencia?

Lamentablemente hasta ahorita todos han dicho que si, si no directamente ha sido de manera indirecta, he preguntado a conductores de ubers, personas en el súper Mercado y otras tantas que he tenido la oportunidad de abordar en la calle.

Aún cuando los Cajemenses decimos le tocó porque andaba mal o juzgamos por quizás estén involucrados con algún delito esas personas que han caído son parte del un núcleo familiar que queda dañado.

Aún recuerdo algo que leí que decía: “En medio de la tragedia tengo que agradecer que no lo desaparecieron”, tener que soportar esa idea que cientos de madres, hermanos e hijos cargan al buscar respuestas de su ser querido.

Mientras tanto otros cuantos llorar la partida de alguien que ha caído, más los que viven con el temor de caer entre manos de delincuentes que se creen dueños de la vida humana y tener el derecho de decidir si continúan en este mundo o no.

Las historias más impactantes dentro de todas las que he escuchado son las de una familia que tuvo que ser retirada de las manos de su agresor, en el cual había niños involucrados y el progenitor estaba enfurecido decidido acabar con ellos; la del joven que cuenta que varios miembros de su familia habían sido agredidos en diferentes hechos armados.

En Cajeme quien no ha sido víctima o algún miembro de su círculo social lo ha sido, por lo menos lo ha presenciado, no existe burbuja o armadura para evitar no toparse con algo de este tipo.

Se puede ver como los nervios de personas que han estado cerca han sido afectados dejando secuelas del trauma tan Grande que causa ver caer a una persona frente a nosotros.

Consideró el valor de la familia se ha olvidado en un municipio donde las personas son tratadas como animales y arrojados a llanos donde son escondidos de los demás, donde la vida ha perdido tanto el valor que si hay un ciudadano menos o uno más no es importante, mientras las familias se hacen pedazos por la ausencia que esto causa.

Se han preguntado al igual que yo, ¿En que hemos fallado?, si antes éramos una de las ciudades mejores vistas para habitar y ahora somos la cuarta ciudad a nivel mundial en violencia.

Esto es Cajeme señores, lugar donde todo el significado de familia se ha perdido.